03 Febrero 2015

Menos ego en los arquitectos

A PROPOSITO DE LA 'PEINETA' DE GHERY

Varios arquitectos de alto nivel perpetúan recientemente una imagen de los arquitectos éticamente insensible, competitivamente destructiva y socialmente sorda.
  • Por: Peggy Deamer
  • Compartir:
Menos ego en los arquitectos
Menos ego en los arquitectos

Entre algunos ejemplos recientes: Santiago Calatrava por su retraso y desviaciones de presupuesto en su centro de transporte del World Trade Center; Zaha Hadid por sus comentarios despectivos sobre las muertes en la construcción de su estadio de fútbol de Qatar; Diller Scofidio + Renfro por su actuación de expansión del MOMA, fagocitando el reconocido edificio del American Folk Art Museum; y SHoP Architects por su desarrollo “Domino Sugar Factory”, una extravagancia de 55 alturas en Brooklyn.

Frank Gehry dijo una vez que si no hubiera “arquitectos estrella”, ni los arquitectos ni la arquitectura aparecerían en los medios. Pero no necesitamos este tipo de difusión, incluso cuando sea positiva. Se perpetúa la imagen de arquitecto de  Howard Roark (el arquitecto de “El Manantial”) que  hace que la mayoría de los arquitectos se estremezcan- no todos, debido al supercapitalimo e  individualismo imperante – y también se desinfla un optimismo más productivo dentro de la profesión, que considera estos actos arrogantes como de la “vieja escuela”.

No sólo es el público el que está harto de esta idea de “El Arquitecto”, sino también la propia profesión, después de habernos visto a nosotros mismos cada vez más acorralados en la esquina del “elitismo estético”. Ahora estamos más interesados en los modelos de ejercicio profesional que eliminan los egos y los edificios glamourosos a los  que están asociados.

La colaboración, la creación de redes de código abierto, las prácticas no-jerárquicas, el emprendimiento, la producción racionalizada y la participación en los beneficios acaban con el autor singular. Tenemos que centrarnos en cómo nuestros edificios funcionan social, ambiental y económicamente a largo plazo. Estamos listos para infiltrarnos volando bajo el radar para entrar en ámbitos de mayor influencia.

El efecto de esto podría ser menos evidente para los medios de comunicación, pero será mucho más gratificante para todos nosotros.

PEGGY DEAMER

Representante de Architecture Lobby
Auckland, New Zealand, Aug. 1, 2014

Articulo original y aqui

Si te gusta ¡¡ síguenos !!

© ArquiMagazine

f1arquitectura.com - digital media
Rss